Zumos o jugos e infusiones para aliviar el còlon irritable





Zumo o jugo de zanahoria: esta verdura es muy buena para regular el aparato digestivo, tanto cuando está estreñido, como con diarrea. Además, elimina los cólicos y disipa los gases estomacales. Si bien no contiene tanto líquido, se puede agregar néctar de albaricoque o damasco.








Zumo ojugo de peras: además de ser deliciosa, esta fruta es muy rica en agua y pectina. Ideal para un trago bien fresco. Asimismo, se pueden comer en compota o en su estado natural, ya que siempre sirve para estimular el intestino.









Zumo de arándanos: esta pequeña mágica fruta es muy conocida por los beneficios que trae al sistema urinario. Sin embargo, también tiene un poder muy grande sobre la zona gastrointestinal; por su efecto antiadherente, que evita que una bacteria muy dañina, llamada Helicobacter Pylori, se pegue a las paredes del estómago. Colocar en una licuadora 1 taza de agua, un chorrito de zumo de limón y 2 tazas de arándanos frescos. Procesar hasta conseguir una textura fina.



Té de semillas de hinojo:
para hacerlo, se coloca ½ cucharadita de estas semillas dentro de una taza de agua hirviendo y se deja reposar un rato. El hinojo es bueno para estimular el sistema digestivo y quitar los cólicos, porque ayuda a eliminar las flatulencias y la hinchazón del estómago.









Té de menta: muy refrescante, sirve para relajar y aliviar los espasmos abdominales. Se disuelve una cucharada de menta fresca dentro de una taza de agua hirviendo. También se vende el té listo para llevar.





Infusión de manzanilla: sirve para calmar los dolores de la irritación. Mezclar un té de manzanilla y agregarle sumo de ½ limón y un poco de miel para endulzarlo.
"Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma" (3 Juan 2).

"Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios" (1 Corintios 10:31).