Diabetes 1

El cuerpo está diseñado para curarse a sí mismo, proveyéndolo siempre de lo que necesite para realizar su trabajo.Su dieta influye en el estado de su diabetes.

Nuestro cuerpo esta preparado para vivir sanamente con

Agua
Hierbas
Frutas

Semillas
Plantas
Hortalizas

Frutos secos
Raíces
Cereales

La diabetes es una enfermedad que se agudiza cada vez mas de acuerdo a estudios realizados. En estos años las comidas y dietas mas usables han influido en el desarrollo y avance de la diabetes porque ahora la dieta y añadidos mas usuales que recibe nuestro cuerpo son Azúcar, Café, Dulces, Coca Cola, Galletas, Chocolate, Papas Fritas, Grasas y Aceites,  Vinagre, Medicamentos Farmacèuticos, Quìmicos, Pesticidas, Alcohol, Conservantes, y Colorantes, Cigarrillos, etc.
La diabetes no es una enfermedad como tal sino un sìntoma que se produce por el mal funcionamiento del Pancreas y no aparece por casualidad sino que es el resultado de un desajuste de nuestro organismo.
El páncreas es un órgano vital en nuestro cuerpo, està cerca del estómago. Su función principal es producir la hormona llamada insulina.Nuestro cuerpo es una màquina perfecta pero a causa de todos lo que ingerimos comienza a fallar y la diabetes es uno de esos fallos porque el pancreas se ha dañado y funciona mal.
La insulina que su cuerpo necesita para regular los niveles de azúcar en su sangre la fabrica el pancreas
Los carbohidratos estimulan la secreción de insulina más que cualquier otro componente de los alimentos.Los hidratos de carbono de absorción rápida (hay también hidratos de carbono de absorción lenta) en nuestros alimentos, significan que el páncreas tiene que esforzarse más, y por lo tanto producir más insulina.
Su páncreas se puede arruinar si es inundado por los ácidos, ácidos que no sólo provienen de los hidratos de carbono de absorción rápida que consumimos, sino también de los azúcares, del exceso de grasas, ácido contenido en alimentos y ácido úrico (muy comunes en nuestra dieta moderna), ya que van del estómago directamente al páncreas.
La causa fundamental de la diabetes es que el páncreas comienza a enfermarse como consecuencia de los ácidos, azúcares, carbohidratos, grasas en exceso y ácido úrico muy comunes en nuestra dieta moderna.
Lo mas importante es que debemos cambiar nuestro estilo de comer cuando se dan los primeros sìntomas de diabetes o prediabetes. Si no se reacciona a tiempo se desarrolla la diabetes tipo 2 y lo mas avanzado ya, es diabetes tipo 1.
¡Ahora ya sabemos el origen de la diabetes! Entonces miremos ahora como solucionar esto.
Las cèlulas de su pancreas son muy acidas por causa de los alimentos que consumimos y del estilo de vida que llevamos.
La solución a todo esto es volver a su estado natural de salud vibrante… al "limpiarse" usted mismo desde el interior, permitiendo que su cuerpo se deshaga de los ácidos que están exigiendo demasiado a sus células, permite que puedan comenzar a funcionar correctamente de nuevo.
Tan pronto como estos ácidos dejan de poner fuera de control a su páncreas, éste descansa un poco de estar constantemente tratando de asimilarlos y neutralizarlos. Una vez que se "limpia" el páncreas del descontrol de los ácidos, éste comienza a reconstruirse. Se empieza a recuperar poco a poco…
Verá... por cada enfermedad su sistema inmunológico se activa y comienza inmediatamente a luchar contra ella. Su cuerpo puede restaurar cada herida, órgano enfermo o célula dañada que necesite, pero si usted continúa contaminándolo, su cuerpo simplemente no puede continuar!
Una vez que su páncreas no tenga que neutralizar y protegerlo de los ácidos malos, puede volver a hacer el trabajo para el que está destinado, entonces el pancreas hace su trabajo normalmente porque se ha restaurado su funciòn.
Nuestra mejor arma contra la diabetes es la modificación en la dieta y en el estilo de vida.

Fuente Traducciòn Propia
"Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma" (3 Juan 2).

"Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios" (1 Corintios 10:31).